Combatiendo el COVID-19 con impresión 3D y la avaricia de los laboratorios

Publicado por en DIY el 18/03/2020

Seguramente ya viste la imagen de arriba que corresponde a Cristian Fracassi de Italia, dueño de la compañía Isinnova que ha podido ayudar a la llamada de un hospital de Bescia que tenía enormes problemas de suministro de unas válvulas especiales de unos respiradores para atender a los enfermos. Hasta ahora todo bien, hasta que pasa algo inesperado. A continuación seguimos comentamos el asunto, que tiene tela... 

Tras la llamada de ayuda del hospital que previamente habló con diferentes Fablabs, Cristian y su equipo instalaron una impresora 3D en el propio hospital para producir las válvulas que diseñaron en base a la original. Según recientes informaciones, el equipo se puso en contacto con el fabricante para preguntar si les podían facilitar los planos originales para acelerar la producción de las válvulas pero el fabricante se negó. Por lo tanto, replicaron a base de mediciones de la original generando su propio diseño. Primero hicieron un primer prototipo utilizando impresión FDM (con filamento) y quedó algo así:

 

Obviamente éste prototipo no se puede utilizar en entornos hospitalarios y con la ayuda de otra empresa local llamada Lonati SpA han podido producir versiones finales con un polímero apto para desinfección y seguro para los pacientes.

 Esto por supuesto ha podido contribuir a salvar vidas y demuestra el enorme potencial de la impresión 3D y cómo con la ayuda de unos pocos se puede ayudar a muchas gente. El problema es que, según me entero gracias a Alex Corvis en Twitter, la empresa fabricante original de la válvula tiene el diseño patentado y quiere demandar a la empresa de Cristian por infringir su patente. Eso demuestra algo que probablemente ya sabías pero que ahora queda totalmente recalcado de que para ese tipo de empresa del entorno farmacéutico les importa bastante poco la salud de las personas sino los beneficios de sus empresas. En un estado de emergencia como está Italia y ahora España desde hace días, creo que es absolutamente imprescindible priorizar la vida de las personas sobre los beneficios, como es lo lógico, incluso si hay patentes de por medio. De hecho, la respuesta de la comunidad maker no se hizo esperar e incluso Naomi Wu, una conocida Maker con residencia en China ha publicado en twitter una acalorada respuesta donde invita a enseñarle el dedo a dicha empresa y su demanda.

El diseño de la pieza no ha sido liberado y desde luego mucha gente con impresora FDM de andar por casa estaría dispuesta a imprimir desde ya más válvulas, pero lamentablemente en este caso no  será posible ya que no se podría utilizar. La pieza final de Cristian y su equipo está impresa en una máquina SLS profesional con PA12, un tipo de Nylon y se sale completamente de lo que podamos hacer a nivel de casa.

En cualquier caso eso demuestra, una vez más que la comunidad Maker es una gran familia, siempre dispuesta a ofrecer toda su fuerza y recursos para intentar tener un mundo un poquito mejor, como ya lo ha demostrado en infinidad de ocasiones. Quizás las grandes corporaciones tengan muchas patentes y recursos casi infinitos, pero nosotros somos muchos, pero muchos más y con cada granito que pongamos, podemos cambiar muchas cosas.

Por supuesto, mucha salud para todos, quedaros en vuestra casa y respetemos a todos los profesionales médicos por su incalculable ayuda y dedicación, así como a la gente de supermercados, farmacias, gasolineras y transportistas.

NOTA: Más información actualizada en 3dprintingmedia, todas las imágenes utilizadas pertenecen al post original.

Si te ha gustado, compártelo con tus amigos!

Artículos relacionados

Si te ha gustado, quizás también te interese...